El libro del mes

La derrota de nunca acabar, Miguel Naveros. Bartleby Editores.
La derrota de nunca acabar, Miguel Naveros. Bartleby Editores.

Aunque publicado en 2015, quiero traer hoy a esta nota de recomendación el libro La derrota de nunca acabar del narrador, poeta y periodista Miguel Naveros, editado por Bartleby Editores. Consta el libro de diez relatos más un epílogo también narrativo en los que aparecen protagonistas relacionados con nuestra Guerra Civil de manera directa o a través de algún familiar. Todos los protagonistas reciben el nombre de Miguel (con distintos apellidos) lo que habla de la relación de este libro con el propio autor, incluso hay un personaje llamado Miguel Naveros; además, siempre que el relato lo permite, el autor introduce alguna referencia a Almería, ciudad a la que está muy vinculado familiarmente y en la que reside actualmente . Solo el primer relato está puesto en la voz de una mujer cuyo nombre no conocemos y a la que se alude muy de pasada.

Los relatos recogen esas historia de los derrotados o de los exiliados en distintos tonos desde el nostálgico (el protagonista que reproduce con fotografías en el pasillo de su casa del exilio la calle madrileña en la que vivía) hasta el irónico (la conspiración contra Franco que hubiera evitado el inicio de la Guerra civil) o el dramático (el futbolista que vio truncada su carrera por la pérdida de una pierna). Pero todos ellos presentan vidas marcadas negativamente por la guerra.

Un libro de fácil lectura elaborado con la precisión lingüística y arquitectónica que Miguel Naveros impone a todos sus textos en un proceso de corrección exigente, gracias al cual quedan pulidos, abrillantados hasta la perfección. Muy recomendable.

 

Anuncios

El libro del mes

Portada de Judas de Amos Oz (Ediciones Siruela)
Portada de Judas de Amos Oz (Ediciones Siruela)

A caballo entre enero y febrero, reseño brevemente el que a mí me ha parecido el libro del año 2015 más que el libro del mes: Judas, del escritor israelí Amos Oz (Ediciones Siruela, 2015).

Con una trama sin apenas acción, un muy bien diseñado ambiente con ciertas dosis de misterio, tres personajes excelentemente construidos y tres temas fundamentales, Amos Oz consigue una novela apasionante de cuya lectura es difícil sustraerse de principio a fin.

La vida ya desde el inicio deconstruida del protagonista Shmuel Ash lo lleva a refugiarse del fracaso personal, político y académico en casa de un anciano (Gershom Wald) al que solo debe dar conversación durante unas horas al día a cambio de un exiguo sueldo, alojamiento y comida. De estas conversaciones se extraerán jugosas informaciones sobre la creación del estado de Israel y algunos de sus protagonistas históricos así como sobre la figura de Judas (dos de los temas del libro). La turbadora presencia de Atalia, la viuda nuera de Gershom Wald, nos ofrecerá el tercer tema: el deslumbramiento, el enamoramiento del joven Shmuel.

De su estancia en la casa el protagonista obtendrá el mayor beneficio posible: la búsqueda de sí mismo y el inicio de una nueva vida. Una novela de iniciación, de reiniciación, perfectamente elaborada y con un magistral dominio del lenguaje.

La edición es excelente, como todo lo de Siruela, aunque esta primera ha aparecido con demasiadas erratas, impropias de una editorial que tanto cuida sus libros. Suponemos que la segunda edición las habrá localizado y corregido. A pesar de ello, el placer está asegurado.